jueves, 10 de junio de 2010

Belfast Boy

Cuando Don Fardon compuso Belfast Boy en 1970 en homenaje a George Best, el futbolista era ya toda una celebridad en el Reino Unido. Su talento descomunal, su melena al viento y su elegancia le habían convertido en un personaje dentro y fuera del campo. En el césped maravillaba con su eléctrico regate y su facilidad para ver el juego. Fuera se había convertido en lo más parecido a una estrella del pop, hasta el punto de que se le conocía como el Quinto Beatle y llegó a aparecer en el mítico Top of the Pops.


When I saw you, you looked like a diamond
As you played in the dust and the grime
Just a boy from the country of Ireland
And I knew I could make you shine
Coz you move like a downtown dancer
With your hair hung down like a mane
And your feet play tricks like a juggler
As you weave to the sound of your name
Dos años antes de que Fardon compusiera la canción, en 1968, Best había tocado el cielo después de marcar el gol del desempate en la prórroga de la final de la Copa de Europa que enfrentaba al Manchester United con el Benfica, permitiendo a los mancunianos levantar la primera Copa de Europa de su historia. El Balón de Oro fue el justo reconocimiento a la mejor temporada del chico de Belfast, que con sólo 22 años tenía ya un palmarés envidiable (dos ligas inglesas además de la Copa de Europa) y un futuro prometedor.
Georgie, Georgie, they call you the Belfast Boy
Georgie, Georgie, they call you the Belfast Boy
Georgie, Georgie, keep your feet on the ground
Georgie, Georgie, when you listen to the sound
Georgie, Georgie, put a light on your name
Best había debutado con los red devils en 1963 con tan solo 17 años. Ese mismo año Don Fardon fundaba The Sorrows, banda perteneciente a la british invasion a medio camino entre el garage y el freakbeat. El mayor éxito de Fardon como vocalista de The Sorrows fue la fantástica y no demasiado conocida Take a heart, canción que llegó al número 21 en las listas de singles del Reino Unido en 1965. Posteriormente el cantante abandonó el grupo para emprender un viaje en solitario que, antes de homenajear al futbolista norirlandés, tuvo como primer éxito la versión de John D. Loudermilk Indian Reservation en 1968.
Yeah, yeah, yeah, play the game
Play the game, boy, play the game
Mientras Belfast Boy sonaba en las emisoras de todo el Reino Unido George Best iniciaba su prematuro declive. A medida que disminuía el rendimiento del jugador en el campo aumentaba su interés por la bebida -"nunca salía por la mañana con la intención de emborracharme; sólo sucedía" dijo en una ocasión-, las mujeres -"dicen que me he acostado con siete Miss Mundo, pero sólo han sido tres" es otra de sus célebres frases- y la buena vida en general. El mismo desparpajo y soltura que exhibía Best en el campo de juego para dejar sentados a los defensas lo mostraba también en bares y tabernas.
Just play the way the ball bounces
And bounce the way the ball plays
Coz you won't have long in the limelight
No you won't have many days
When you live and you play for United
With your life and your blood and your soul
You run and you kick and you fight it
And you learn every way to the goal
En 1974, tras un par de temporadas mediocres, George Best abandonó Manchester y empezó un peregrinaje por diferentes ligas y países. Tenía 27 años y su recorrido en la alta competición llegaba a su fin. Aunque sus mejores tardes las había disfrutado la afición de Old Trafford aún dejó destellos de calidad en su paso por la segunda división con el Fulham y en la liga de Estados Unidos, donde jugó en tres equipos diferentes. Como si sus trayectorias estuvieran unidas por algún hilo invisible, Don Fardon tampoco volvió a rozar el éxito que tuvo a finales de los 60 y principios de los 70 con Indian Reservation y Belfast Boy.
Georgie, Georgie, they call you the Belfast Boy
Georgie, Georgie, they call you the Belfast Joy
And they say Georgie, Georgie, keep your feet on the ground
Georgie, Georgie, when you listen to the sound
Georgie, Georgie, put a light on your name
 
"Si yo hubiese nacido feo, nunca hubiérais oido hablar de Pelé" dijo Best en una ocasión. Puede que tuviera razón y en otras circunstancias su carrera habría sido diferente. Brilló como el que más pero, como esas estrellas que surcan el cielo en las noches de verano, su destello fue demasiado fugaz para ser recordado entre el selecto club de los verdaderamente grandes. Puede que muchos lo recuerden más por sus excesos y sus frases lapidarias, pero la historia del fútbol, no obstante, siempre tendrá un lugar preferente para Georgie, el chico de Belfast.

4 comentarios:

Hank dijo...

Son las 6 y marcho a rehabilitación, pero el gustazo de dejarte el primer comentario no me lo quita nadie, jajaja. Tiene muy buena pinta este blog, cuando vuelva me lo chuto en vena. Un abrazo.

por la acracia de dios dijo...

Grande George Best!!! Tengo apuntada una de sus geniales frases que prueba su ingenio y sentido del humor. "Tenía una casa al borde del mar, pero para ir a la playa había que pasar por delante de un bar. Nunca me bañé" (George Best).

Otra que me llamó también la atención pero ésta de Sam Hammam, ex dueño del Cardiff: "Jugamos fútbol orgía. El otro equipo sabe que se la van a meter pero no sabe quién ni por dónde".

Enhorabuena por el blog.

George Best dijo...

Hank, gracias por el primer comentario. Un honor. Ánimo con la rehabilitación!

Por la acracia de dios: Best era un genio dentro y fuera del campo. Sus célebres frases muestran su inteligencia y acidez. La pena es que a veces esa estela de malditismo oculta lo tremendamente buen jugador que era.

Gracias por pasaros por este blog neonato. Estáis en vuestra casa.

Hank dijo...

Me encantan las frases lapidarias de George, jajaja, son de lo más ingenioso que he leído nunca. Tienes razón, el personaje tapa a la persona, pero no puedo dejar de celebrar lo de "si hubiera nacido feo..". Solamente hay una frase que me gusta más, la de aquel entrenador que dijo "Prometí que sacaría al equipo de la Segunda División, y lo hice. Bajamos a Tercera". Felicidades por el blog, me iré dejando caer por aquí. Un abrazo.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails