martes, 7 de octubre de 2014

Cinco canciones para cinco aspirantes

Parece que fue ayer cuando estábamos disfrutando de prórrogas y tandas de penaltis en el Mundial de Brasil y ya está aquí la nueva temporada. Es hora de desembarazarnos del sopor veraniego, de dejar atrás la siempre ligeramente tediosa pretemporada, con su ir y venir de rumores y fichajes, con su reguero de partidos intrascendentes en cualquier confín del planeta, para afrontar la nueva campaña con energía. Para ello nos pueden ayudar estas cinco canciones, una por cada uno de los cinco máximos aspirantes al título de la Premier.

Ian Brown


Don’t Fall (The Chameleons)

Aunque sean los más célebres con diferencia, los hermanos Gallagher no son los únicos músicos fans del Manchester City. Mark Burgess no celebró, como Noel, la victoria liguera de su equipo en el césped del Etihad Stadium, pero el bajista y cantante de la banda mancuniana de post-punk The Chameleons, siempre ha sido un citizen de pro.



Pump It Up (Elvis Costello)

Los dos primeros partidos a los que asistió en directo Elvis Costello, siendo un crío, fueron en Anfield y en Goodison Park. Su padre, hincha del Everton, le acompañó a presenciar a los dos grandes equipos de la ciudad en sus respectivos feudos. Ambos partidos se resolvieron de forma desigual para los locales: mientras el Liverpool ganaba por 4-0, el Everton encajó un duro 0-5. Suficiente para un niño de 8 años: Costello se convirtió de por vida en hincha del Liverpool.



There Must Be A Better Life (Biff Bang Pow!)

Fundador del sello Creation Records, hogar de lo mejorcito del pop inglés de final del siglo XX (Jesus & Mary Chain, Primal Scream, Ride, Oasis, Teenage Fanclub o Boo Radleys, por citar algunos), Alan McGee formó a principios de los 80 la banda Biff Bang Pow!, nombre prestado de una canción de los psicodélicos sesenteros The Creation. Casi tan futbolero como melómano (en una entrevista a When Saturday Comes aseguraba que el fútbol le había servido incluso de ayuda para superar las drogas), McGee fue asiduo a Stamford Bridge durante los 90, los años del despertar del Chelsea, los tiempos de Gullit, Vialli y Zola. Hincha del Glasgow Rangers desde su niñez, se aficionó al Chelsea al trasladarse a Londres.



Better things (The Kinks)

Cuando Ray Davies (cuya filiación gunner ya comentamos en el número 5 de Lineker Magazine, al hablar del adiós al legendario Highbury) compuso esta canción, a principios de la década de los 80, el Arsenal, su Arsenal, era el equipo ramplón al que las aficiones contrarias gritaban aquello de “one-nil to the Arsenal” y “boring, boring Arsenal”. En los 90 llegaron Wenger, Bergkamp, Henry y compañía para protagonizar los mejores días del club. En la última década el equipo se debate entre un quiero y no puedo, abonados, al parecer, al cuarto puesto perpetuo, mientras sus aficionados confían en que "better things are on the way". ¿Este año quizás?



I am the resurrection (The Stone Roses)

¿Será esta la temporada de la resurrección del Manchester United, tras el año sin huella de David Moyes? Tres cuartas partes de los Stone Roses (Ian Brown, John Squire y Mani), hinchas declarados del nuevo equipo de Van Gaal (la otra parte, Reni, anima al otro gran club de la ciudad, el City), seguro que apuestan por ello.



----------------------------------------------------------------------------------------------
Texto publicado originalmente en el número 22 de Lineker Magazine.

Foto | Four Four Two

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails