martes, 28 de septiembre de 2010

Lo tuyo es puro teatro

La noticia deportiva del día no es la destitución de Antonio Alvárez como entrenador del Sevilla después de sólo cinco jornadas de Liga. Tampoco el partido contra la República Checa que puede permitir a la selección femenina de baloncesto jugar las semifinales del Mundial. Ni siquiera el encuentro que disputan esta noche Real Madrid y Auxerre, ni el resto de los partidos de la jornada de Champions. La noticia del día es la rueda de prensa que dio ayer Mourinho en Francia, en la que dejó plantados a los periodistas después de un tenso intercambio de pareceres.

Foto flickr alemaxale
El origen de la controversia fue la pregunta de los periodistas sobre la no inclusión de Pedro León en la convocatoria para el partido de Champions después de su buena actuación, según opinión general, el pasado sábado contra el Levante. El técnico se sorprendió -o simuló sorprenderse- por la pregunta y en ese momento comenzó el espectáculo, afirmando que León no es "Zidane ni Maradona".

No es la primera polémica del portugués desde que llegó al Madrid. Ya acusó al Sporting y a su entrenador Preciado de regalar su partido frente al Barça, ironizó con las supuestas simulaciones de los jugadores del Levante y ayer mismo dijo desconocer quién es Gregorio Manzano. Charco a la vista, pie al agua. Todo ello aderezado con el lío -finalmente no aclarado- por su interés en sentarse en el banquillo de la selección de Portugal.

Dicen que Mourinho es muy inteligente y que sus invectivas en las ruedas de prensa responden a una estrategia calculada. Seguramente tenga razón quien eso afirma, pero no termino de ver los beneficios de tal actitud. No creo que favorezca al equipo ni al club. Puede que con esto consiga que no se hable del mal juego del equipo blanco, pero es lícito pensar que parte de la responsabilidad de la ansiedad y la precipitación que los jugadores muestran en el campo la tenga la actitud que transmite el técnico. Pero, por encima de todo, tal actitud no beneficia en absoluto a la institución.

La imagen del Real Madrid, un club querido y admirado históricamente en todo el mundo, se ha deteriorado en los últimos tiempos, desde la llegada de Florentino Pérez a la presidencia, con sus fichajes a golpe de talonario y su discurso grandilocuente. Lo último que necesita el club blanco es que su entrenador, imagen diaria del club al fin y al cabo, desprenda una imagen de prepotencia e irritación perpetua. Si se trata de una estrategia, los riesgos a largo plazo deberían ser calibrados.

En cualquier caso, no es ninguna sorpresa este comportamiento. Este es el 'estilo Mourinho' de siempre. El luso se ha comportado así en todos los equipos en que ha militado y no es previsible que cambie. El "Show de Mou", como lo califica Alfredo Relaño en su atinada columna de hoy, no ha hecho más que comenzar. Puro teatro, que diría La Lupe.

2 comentarios:

Hank dijo...

Pues tienes razón, George, y por una vez y sin que sirva de precedente, también la tiene Alfredo Relaño en su, como bien dices, atinado artículo. Quizás Mourinho gane algo, pero me temo que el daño que le puede hacer a la institución con su errático comportamiento perdure más que la gloria de un hipotético título. Hace unos días Sámano se hacía la misma pregunta, si era una buena idea hipotecar el futuro y la buena imagen del club por un título, cuando el club los tiene a docenas. Un saludo, buen artículo.

lateral zurdo dijo...

la verdad que el tema es interesante. No sé si el show y los malos modos merecen la pena si al final el Madrid gana, pero lo que tengo claro es que si este año el Madrid vuelve a quedarse en blanco el show se le volverá en contra, y no sólo a Mou sino a Floren, y el tema puede ser dramático.
Cada vez que oigo a Floren invocar a" los valores" y veo luego su grandilocuencia, su nuevo riquismo y la impaciencia e inestabilidad en la dirección deportiva del Madrid de Floren frente al Madrid de cuando yo era pequeño que era la envidia de toda Europa.
Ah! y tampoco entiendo ese lugar común que se ha instalado sobre que al Bernabeú lo que le gusta es el buen futbol. Hombre, eso a todos nos gusta. Pero cuando pienso en el público del Bernabeú me acuerdo de lo mal que lo pasaron los Velazquez, Netzer, Del Bosque (jugador) Martin Vazquez, Michel, Guti ... y sin embargo lo muy valorados y aplaudidos que fueron por su garra y pundonor los Stielike, Camacho, Pirri o Zamorano.
Saludos a los dos, me ha salido casi un post más que un comentario, perdón

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails