jueves, 16 de agosto de 2012

Canciones futboleras: Vicente del Bosque (El Niño Gusano)

Cuando, en 1996, El Niño Gusano publicaron el disco 'El efecto lupa', Vicente del Bosque solamente era un exfutbolista del Real Madrid que había jugado en la primera plantilla en los años 70 y 80 y, como tantos otros, había terminado como entrenador de la cantera del equipo blanco. Difícilmente podían sospechar Sergio Algora y compañía que el salmantino se iba a convertir, apenas tres años después, en entrenador del primer equipo y, aún menos, que ese parche provisional iba a cristalizar en una etapa triunfal para el madridismo.


Cuando, a finales de 1999, Del Bosque tomó las riendas del Real Madrid, El Niño Gusano lo acababan de dejar. "El Niño Gusano se disuelve, se separa. Desaparece sin necesidad de trucos mágicos", rezaba la nota de prensa fechada el 12 de agosto de ese mismo año. Se fueron sin hacer ruido, sin alharacas, homenajes ni giras de despedida. En silencio. Algo similar a cómo Del Bosque abandonó el club de su vida. El grupo lo dejó por voluntad propia, por convencimiento o hastío, ante la indiferencia general. El entrenador recibió un pequeño empujón. Los primeros eran demasiado raros. El segundo, demasiado antiguo. Si unos hubieran hecho tópicas canciones de amor y el otro hubiera sido guapo y elegante quizás todo habría sido diferente.

Cuando, en 1996, El Niño Gusano publicaron 'Vicente del Bosque', el noveno corte de su segundo larga duración, 'El efecto lupa', los zaragozanos no podían imaginar que, con el correr del tiempo, ese antiguo futbolista bigotudo semiolvidado se iba a convertir en el entrenador con mejor palmarés de la historia, en el único en ganar Eurocopa, Mundial y Copa de Europa de clubes.


3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

El tiempo y sus sarcasmos

Mi Camino dijo...

Siempre creí que Algora era un gran visionario.

Gonzalo Mazarrasa dijo...

Esta sección es cojonuda

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails