viernes, 28 de enero de 2011

La vida es un top 5: fiascos madridistas en el mercado de invierno

Perica Ognjenovic
Mourinho tiene por fin su 9. Adebayor es el jugador elegido para reforzar la plantilla madridista, en principio sólo hasta final de temporada, aunque el Madrid se ha reservado una opción de compra. Ese era el objetivo: un delantero que estuviera dispuesto a venir cedido seis meses para, como dijo Valdano,  "que el compromiso no pese en el futuro" al club. Pueden sorprender un poco estas palabras, pero las preocupaciones del Madrid son razonables si tenemos en cuenta experiencias anteriores del Madrid en el mercado de invierno. Jugadores que llegaron como solución temporal y que sí terminaron "pesando" en temporadas posteriores.

Al aficionado madridista  le entran sudores fríos cuando piensa en muchos de los nombres que su club ha incorporado en el mes de enero desde que el mercado de invierno existe. Son muy pocos los jugadores que se hicieron un hueco en el once inicial nada más aterrizar, caso de Lass, Karembeu -aunque el efecto gaseosa de ambos no tardó en diluirse- o Panucci. Tampoco son muchos los que, tras unos comienzos difíciles, han terminado siendo importantes, como Marcelo, Higuaín o, en menor medida, Savio.

La gran mayoría de estos fichajes invernales han salido del club por la puerta de atrás. Esto no es exclusivo del Real Madrid, obviamente, pero es quizás en el club blanco, por su disponibilidad económica y sus sempiternas urgencias históricas, donde más casos se han producido. Este top 5 es bastante representativo de lo que hablamos, y aún quedan fuera jugadores como Cicinho, Cassano, Ze Roberto (que fracasó como extermo en el Madrid y triunfó después en Alemania como mediocentro), Huntelaar o Rodrigo. Casos que demuestran que buscar una solución urgente en el mercado de invierno puede convertirse en un pesado lastre con el tiempo.

5. Albano Bizarri
El guardamente argentino llegó en enero de 1999 para heredar la puerta blanca que entonces ostentaba un ya veterano Bodo Illgner, pero se encontró con la eclosión juvenil de Iker Casillas y apenas contó con oportunidades, por lo que en el verano de 2000 fichó por el Valladolid. Tras un paso por el Nastic de Tarragona marchó a Italia, donde jugó en el Catania y aún continúa en las filas del Lazio.

Thomas Gravesen
4. Thomas Gravesen
Florentino Pérez fichó a este centrocampista danés en enero de 2005 para reforzar el mediocampo del Madrid tardogaláctico. Llegó, procedente del Everton, en una temporada turbulenta y nunca terminó de asentarse en el equipo, ni con Vanderlei Luxemburgo primero, ni después con López Caro en el banquillo. Se le fichó para hacer olvidar a Makelele jugando de mediocentro destructor, a pesar de que su posición en Inglaterra siempre fue más adelantada y ofensiva. Aunque tenía firmado hasta 2008, abandonó el Madrid en 2006, un año y medio después de su llegada, rumbo al Celtic de Glasgow, si dejar en el aficionado más que unas cuantas imágenes anecdóticas: su rostro desencajado, su pelea con Robinho y la famosa e inimitable Gravesinha.

3. Julien Faubert
El francés es el más reciente de los fracasos en el mercado invernal. Arribó a la liga española en el invierno de 2009, junto a Lass y Huntelaar, con el fin de reforzar la banda derecha madridista en ataque. No se puede decir que jugara mal porque Juande Ramos apenas le dio oportunidades. Todo lo que se recuerda de él es su actitud pasota en el banquillo en un encuentro contra el Villarreal. Tras seis meses prácticamente inédito, volvió al West Ham, su club de origen. Su caso es el más similar al de Adebayor, ya que llegó cedido hasta final de temporada por no disponer de oportunidades en su club de origen, aunque la calidad demostrada por uno y otro no es comparable.

Dejan Petkovic (wikipedia)
2. Dejan Petkovic
En el haber de Lorenzo Sanz, durante sus cinco años de mandato, están algunos grandes fichajes -Mijatovic, Suker, Seedorf, Roberto Carlos- pero también unos cuantos futbolistas contratados como firmes promesas que no cuajaron. Algunos ejemplos: Rodrigo, el citado Bizarri, Ze Roberto, Baljc y Dejan Petkovic, conocido como Rambo por su físico compacto. El serbio llegó en el invierno de la temporada 1995-96 y su rendimiento fue mediocre, tanto en su periplo madridista como en sus cesiones en el Sevilla y el Racing. Tras abandonar el Real Madrid en 1997 recaló en la liga brasileña, donde se hartó de meter goles y se convirtió en un auténtico ídolo. 

1. Perica Ognjenovic
Otro de los brillantes fichajes de Sanz, que contrató a este prometedor y habilidoso delantero serbio en enero de 1999 tras despuntar en las filas del Estrella Roja. El Átomo, como era conocido, no demostró el talento que se le suponía en los dos años y medio que estuvo en el Madrid y emprendió una peregrinación por Alemania, Ucrania, China, Francia, Malasia y Grecia, para volver definitivamente a su país natal, donde aún juega en las filas del FK Jagodina.

6 comentarios:

fanshawe dijo...

Hablo de memoria, pero creo recordar que Cicinho no estuvo mal como lateral, de hecho recuerdo que cuando no continuó en el equipo no terminé de entender por qué. Y Huntelaar podría haber dado más de sí, pero llego "pre-expulsado" el pobre.

tunde dijo...

Muy bueno el post. La verdad es que menudo currículum el de los fichajes invernales... Aunque si nos ponemos a analizar los veraniegos tampoco es que mejore demasiado la cosa, creo yo.

Me ha alegrado (?) volver a recordar a Albano Bizarri y Ognenovic, sobre todo, que los tenía prácticamente olvidados. Aunque el argentino siempre aparece cuando piensas en los peores porteros que has conocido, jeje.

Si excusaría a Cicinho y a Huntelaar, puesto que tuvieron pocas oportunidades, en las que aún así dejaron muestra de que podían ser perfectamente útiles, y aún así salieron incomprensiblemente del club. Caso paradójico es el del holandés, que ahora hubiera venido mejor que bien en el lugar de Adebayor.

Felicidades por el pedazo de blog y por esta sección dedicada a la novela de Hornby.

Saludos!

Anónimo dijo...

Nadie se acuerda de Freddy Rincón?? encima el muchacho pasó a ser capo de la droga. TREMENDO.

George Best dijo...

@fanshawe Cicinho irrumpió con fuerza, pero después creo que tampoco brilló mucho, evidenciando problemas defensivos como lateral (un poco como Marcelo). Tampoco le ayudó su versatilidad (hoy lateral, mañana central)ni encontrarse con Salgado y Ramos en su posición. Además tuvo mala suerte al sufrir una grave lesión que le tuvo unos meses fuera de los campos.
Lo de Huntelaar es diferente. No lo hizo mal del todo, pero llegó con fecha de caducidad.

@tunde Gracias por tus piropos. Me ruborizas ;-)

@Anónimo Rincón también fue un "buen" fichaje, pero llegó en el verano, no en el mercado de invierno. Por eso no aparece aquí. Por otro lado, creo que la vida y milagros de Rincón merece dedicarle un post aparte.

George Best dijo...

Cuando digo que Cicinho era "hoy lateral, mañana central" obviamente quiero decir "centrocampista".

iaGo dijo...

Yo creo que Gravensen, solo por la gravesinha y demas videos de El dia despues, creo que era, ya mereció la pena! jeje

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails