miércoles, 23 de febrero de 2011

Tu frialdad

Benzema y su frialdad (foto: shimmysugar)

La frialdad es una cualidad a menudo despreciada en el fútbol. Aficionados, periodistas y hasta entrenadores gustan de jugadores de sangre caliente, impetuosos y enérgicos. Se aplauden las carreras demagógicas y los excesos físicos aunque no sean realmente beneficiosos para el equipo. Se valora la sobreexcitación y se duda de la parsimonia y la serenidad. La inteligencia en el esfuerzo tiene peor prensa que el derroche inútil. Los jugadores de sangre fría son acusados de indolentes, apáticos e incluso insolidarios, sin reparar quizá en que esa frialdad en ocasiones es muy conveniente. En Argentina a estos jugadores les llaman pechofríos, creo recordar.

sábado, 19 de febrero de 2011

jueves, 17 de febrero de 2011

Casa de citas: Bolaño y el fútbol

"Mi experiencia como jugador de fútbol nunca fue del todo comprendida ni por los espectadores ni por mis compañeros de equipo. A mí siempre me pareció más interesante marcar un autogol que un gol. Un gol, salvo si uno se llama Pelé, es algo eminentemente vulgar y muy descortés con el arquero contrario, a quien no conoces y que no te ha hecho nada, mientras que un autogol es un gesto de independencia".
Roberto Bolaño

miércoles, 16 de febrero de 2011

Gracias, Fenómeno

A estas alturas todos los medios habrán glosado convenientemente, en la hora del adiós, la figura de Ronaldo Luis Nazario de Lima. Habrán reseñado sus principios en el Cruzeiro y aquel Mundial del 94 donde se proclamó campeón con sólo 17 años sin jugar un minuto, como suplente de Bebeto y Romario. Se habrán destacado también sus principios goleadores en Europa, en las filas del PSV, y su extraordinaria temporada en el Barça a las órdenes de Bobby Robson, donde maravilló al mundo futbolístico buscando un hueco entre los verdaderamente grandes de la historia, ese lugar en el que Maradona convive con Cruyff y Pelé se codea con Di Stefano. Se habrá dicho que aquel Ronaldo probablemente fuera el mejor delantero que ha pisado un campo de fútbol y se habrá hablado de su insólita mezcla de técnica y potencia, de sutileza y fuerza, de velocidad y frenada, cualidades sintetizadas en su prodigioso tanto contra el Compostela, el gol soñado por Pasolini y esbozado años antes por Maradona. También todos los diarios, radios, televisiones y blogs futboleros habrán narrado el traspaso al Inter y la derrota en la final del Mundial 98, en la cual Ronaldo fue un espectro de sí mismo por culpa de sucesos aún no aclarados plenamente. Luego vino la terrible lesión, la ardua recuperación, la recaída y la luz, por fin, al final del tunel.

viernes, 11 de febrero de 2011

Canción de viernes: Losing my edge (LCD Soundsystem)

Hace unos días hablábamos por aquí de la disolución de The White Stripes. Hoy le toca el turno a LCD Soundsystem, cuyo líder, James Murphy, anunció hace unos días en su web oficial que se acabó lo que se daba. Aunque alejadas estilísticamente, ambas bandas comparten haber sido dos referentes imprescindibles, cada una en lo suyo, durante la primera década del siglo XXI. Dos pérdidas sensibles para la música.

James Murphy en directo en 2007 (flickr neil365)

miércoles, 9 de febrero de 2011

La Copa que salvó a Cruyff

Ahora mismo nadie se atrevería a cuestionar a Johan Cruyff como uno de los grandes entrenadores de la historia del fútbol. Se puede incluso pensar que su aparición en los banquillos a finales de los 80 salvó del aburrimiento a un fútbol cada vez más especulativo y tacticista (no hay más que recordar el soporífero Mundial de Italia). Es innegable que la huella del holandés se encuentra en el Barça de Guardiola, pero también en la actual selección española campeona del mundo y, en mayor o menor medida, en otros equipos como el Arsenal de Wenger. El reconocimiento al entrenador holandes es hoy, por tanto, unánime. Pero no siempre fue así. No siempre estuvo claro que Cruyff fuera el genio que, aun con sus excentricidades, demostró finalmente ser. El 5 de abril de 1990 se jugó un partido cuyo resultado, con la perspectiva del tiempo, se antoja crucial para el devenir de los acontecimientos posteriores. De haber sido otro pudo haber cambiado la historia del Barcelona, de la Liga española y quién sabe si del fútbol mundial.

Nuñez había contratado a Cruyff en 1988 para intentar terminar con el dominio del Madrid de la Quinta del Buitre. En su primer año consiguió la Recopa, pero en el campeonato doméstico no pudo con el intratable equipo blanco. La termporada 1989/1990 no fue mejor y, tras una derrota en Castellón, los azulgranas quedaron descolgados de la lucha contra el Madrid de Toshack, que terminaría batiendo récords goleadores. Si a esto unimos la eliminación en octavos de final de la Recopa ante el Anderlecht, la final de Copa era el clavo ardiendo al que se agarraban los azulgranas. Al partido se llegó con el entrenador holandés en la cuerda floja, con los nombres de Menotti y Luis Aragonés flotando en el aire. El gatillo fácil de Nuñez hasta la fecha a la hora de tumbar entrenadores no presagiaba tranquilidad para Cruyff en caso de terminar el año en blanco.

viernes, 4 de febrero de 2011

Canciones futboleras: Seven Nation Army (The White Stripes)

"The White Stripes ya no pertenece a Meg y Jack. The White Stripes os pertenece ahora a vosotros y podéis hacer con ello lo que queráis. La belleza del arte y la música es que puede durar para siempre si la gente quiere".

The White Stripes se separan. Así lo anunciaron en su web oficial el pasado miércoles. Una noticia triste, aunque presumible, teniendo en cuenta los proyectos paralelos en que se había embarcado en los últimos tiempos Jack White -The Raconteurs y The Dead Weather- y las pocas noticias de la banda desde que suspendieran su gira en 2007 debido a problemas de ansiedad de Meg. Nos quedamos sin una de las bandas que han marcado la primera década del siglo, desde que el 1999 editaron su primer disco de título homónimo. Quizá sea mejor así: retirarse antes de que la desidia llegue y lo excitante se convierta en rutinario. Cuesta imaginarse a una banda tan vigorosa sacando discos alimenticios y arrastrándose en directo.